Antonio Llanas (1962, Almería). Es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Granada y graduado en Artes Aplicadas por la Escuela de Artes Aplicadas de la misma ciudad. Comienza su trayectoria en el 89, y desde entonces ha expuesto de manera individual y colectiva en numerosos lugares entre los cuales destacan la Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCO, Galerie KunstSchatz 69, Neckarsulm, Stuttgart; Centro de Arte Museo de Almería; Palacio Euskaldún de Bilbao, Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Sevilla; Centro Cultural Lorca, Bruselas; Sala al Torchio, Riva San Vitale, Suiza o el Museu da Imagem e do Som, Braga, Portugal entre otros.

"Mi obra llama desde el principio a la contradicción. Lo tangible, lo definido, incluso lo corpóreo, las retículas que vibran, se ondulan o se alabean según la perspectiva desde la que se contemplen; estas geometrías se sustentan realmente sobre el ánima, que descubrimos en un segundo plano que se revela sutil, ligera e imprecisa, y, sin embargo, en virtud de esa contradicción que embarga la obra, es ese plano difuso el que me parece esencial e imprescindible.

Es la pulcritud y la economía de medios formales y técnicos, lo que caracteriza, en un primer acercamiento, todo mi universo creativo. Intento que el resultado final tenga esa característica de las cosas sencillas, que sean fáciles y amables en el trato, que no nos intimiden. Pero poco a poco veamos más, notemos como el cuadro cambia. No es ahora el mismo que hace un rato, la luz lo ha modificado, nosotros no estamos ya en la misma posición, nos hemos movido, él sigue siendo el mismo, y ha cambiado. Entonces comenzamos a pasear de otra manera, miramos cada obra de lejos y de muy cerca, desde aquí o desde allá. Queremos reconocer nuestro mundo en esa obra, el diálogo comienza a fluir.

Aspiro a que mis cuadros se conviertan en metáforas del ser y de la vida en tanto que manifiestan la relación, aparentemente contradictoria, entre lo corpóreo y lo anímico. Mediante este sincretismo conceptual y plástico que utilizo, esta expresión de conceptos a través de formas abstractas, persigo que cada cuadro actúe a modo de espejo que nos enfrente a nuestra propia imagen y nos devuelva un retrato lúcido de nuestra naturaleza, de nuestra condición humana, donde lo aparente no es lo importante, donde lo primordial está siempre detrás y es mucho más tenue y mucho menos evidente. Ese mensaje lleva implícito el de la fugacidad del tiempo, que se ceba de modo inexorable sobre todo lo sólido, lo material y lo visible." Antonio Llanas.