Pablo Isidoro (1964, Madrid). Desde los años 90 ha estado en ferias y galerías como la Soho Gallery de Miami, The Florida Museum of Hispanic and Latin American Art, en la galería Grushka de Polonia, o en la Feria de Arte de Tolouse, la de Innsbruck, o la de Luxemburgo entre otras. En España ha expuesto en prestigiosas galerías de Arte de la capital, y no podemos olvidar que comenzó en el mundo de la pintura a través del taller de José Ventó, completándolo con su paso por los talleres de José Hernández, Juan Genovés y Luis Gordillo. "Como características de sus obras encontramos la perfecta conjunción de líneas y colores, de dibujo y pintura; las líneas son limitaciones de manchas cromáticas y los colores configuración de superficies. El dibujante y el pintor confluyen equilibrados, no como un impresionista, donde no hay casi dibujo, ni como un expresionista, donde el cromatismo es secundario. El estilo es unísono, figurativo en sus personajes y abstracto en sus fondos, que podrían parecer masas geológicas -quizá evocando el material utilizado por su madre a la hora de pintar sobre piedra- de rocas ígneas que irrumpen volcánicamente en las figuras. Sus personajes se adentran en estos mundos oníricos en los que dejan de ser los protagonistas para convertirse en esos importantísimos personajes secundarios que le dan todo el valor crucial a sus representaciones." Sofía Martínez Hernández.